Codorniz escabechada

codorniz-escabechada-3-uds

Fuente foto: gourmetconmuchogusto.es

¡San Valentín! Qué mejor forma de celebrarlo que con unas deliciosas codornices escabechadas… luego os dejo que os toméis un bombón de chocolate…

Este es el típico plato que se hace y se puede dejar en la nevera muchos días para comerlo poco a poco (incluso mejora al cabo de unos días), y te puede salvar si de improviso tienes invitados. El hacer un escabechado no tiene misterios, aunque puede ser cuestión de cogerle bien las cantidades y el punto de cocción… Como veis la foto hoy tampoco es mía, últimamente en la escuela de hostelería no nos da tiempo a pararnos del ritmo que llevamos, cuando lo haga en casa la cambiaré.

Ingredientes:

  • 4 codornices
  • 2 zanahorias pequeñas
  • 1 cebolla pequeña
  • 4 dientes de ajo
  • 2 hojas de laurel
  • una rama de romero fresco (o una cucharada rasa de seco)
  • una rama de tomillo fresco (o una cucharada rasa de seco)
  • una cucharada de pimienta negra en grano
  • una cucharada rasa de sal gorda
  • un vaso de vinagre de jerez corriente
  • medio vaso de aceite virgen suave
  • un vaso de vino blanco
  • medio vaso de agua

Elaboración:

  1. Aviar (limpiar, quemar las plumas, etc) y bridar las codornices.
  2. Por otro lado limpiamos la zanahoria y la cortamos en rodajas, y la cebolla en juliana. Hacemos un bouquet garní (ramillete aromático) con las hierbas aromáticas para que no se pierdan entre el resto, aunque también las podemos echar por separado. Los dientes de ajo los pelamos.
  3. Sellamos las codornices en una sartén con un poco de aceite, también se pueden meter sin sellar, depende de los gustos.
  4. A continuación ponemos las codornices en una cazuela alta por capas, repartiendo la cebolla, zanahoria, laurel y ajos en los huecos, para que coja la menor altura posible. Añadimos la sal y los granos de pimienta y todos los líquidos, completando con hasta 1 vaso de agua para que cubra bien todo (si queda demasiado sin cubrir es que hemos medido mal y habrá que añadir de todos en proporción).
  5. Finalmente llevamos a hervir, dejándolo tapado a fuego medio unos 30 minutos.
  6. Dejarlo enfriar y guardar en la nevera, donde aguantará mucho (al menos una semana) bien tapado y -sobre todo- bien cubierto de su aceite (que quedará arriba).
  7. Sacaremos de la nevera al menos 1 hora antes de comer, para servir las codornices escabechadas frescas con su caldo (aliñado con un chorrito de vinagre de módena o de jerez al gusto), y parte de la zanahoria y cebolla del escabechado, que estarán al dente y riquísimas. Se puede servir frío, templado o caliente, todo dependerá de la época del año en la que estemos y los gustos de cada persona.

Espero que os guste y la disfrutéis.

¡Hasta la próxima!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Carnes, Inicio y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Codorniz escabechada

  1. Pingback: Ensalada templada de caza de pluma | Un educador entre fogones

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s